Skip to main content

¿Cuál es el Mejor Probiótico?

Estamos seguras de que, desde hace un tiempo, has escuchado lo importante que es cuidar de tu salud digestiva; que los probióticos y prebióticos pueden ayudar y que para ello, tienes que consumir algunos alimentos ricos en ellos… pero, ¿qué son exactamente y cómo puedes saber cuál es el mejor probiótico para ti?.

Quédate con nosotras para descubrirlo.

¿Qué son los probióticos?

Los probióticos son microorganismos vivos (como bichitos 🦠) que viven principalmente en el intestino grueso, ayudando a mantener el equilibrio en tu microbiota intestinal. Por eso, tienen la importancia suficiente como para darle un papel protagonista en nuestra vida. Pero antes de meternos en materia, vamos a hacer un pequeño resumen de lo que es la microbiota y porque es tan importante para estar bien.

El microbioma es un conjunto de microorganismos que están principalmente en el intestino, aunque también podemos encontrarlos en la boca y la vagina. Al ser bichitos que tienen que estar equilibrados con el organismo para que todo funcione como se debe, son cruciales para la digestión, el sistema inmunológico, la salud mental y la prevención de muchas enfermedades.

Para poder tener tu microbioma contento y no necesitar probióticos adicionales, la clave es cuidar tu alimentación asegurándote de que hay variedad en ella y muchos nutrientes (así cómo permitiéndote otras cosas que alimenten tu alma), intentar reducir el estrés todo lo posible, descansar las horas que necesites y llevar una vida activa. De esta manera conseguirás que tu microbiota te trate todo lo bien que te mereces. 

¿Por qué es difícil elegir un probiótico?

Como te podrás imaginar, si tu microbioma está compuesto por millones de bacterias, habrá muchísimos tipos de probióticos con diferentes bacterias que te beneficiarán más o menos según el estado en el que se encuentren tus bichitos intestinales.

De hecho, en estos últimos años se están investigando con mayor frecuencia para intentar que la mayoría de bacterias que tomamos en forma de probiótico lleguen vivas al intestino ya que, ahora mismo, dependiendo del probiótico y cómo esté hecho, se pueden perder hasta el 90% de ellas en el proceso de digestión (nuestro estómago es muy ácido y las bacterias no sobreviven a esta acidez). Si te interesa este tema, puedes ver este estudio que investiga cómo crear nuevos probióticos basándose en bacterias intestinales.

Por este motivo, va a ser muy importante elegir un probiótico de calidad que sea específico para ti y tu microbioma.

¿Qué tienen que ver los prebióticos en todo esto?

Para que sea fácil de entender, se podría decir que el prebiótico es como una fibra no digerible que sirve como alimento para los probióticos. Además, estos prebióticos los podemos encontrar en la alimentación de forma natural y por tanto, son más fáciles de introducir en nuestro día a día. Por ejemplo, están en alimentos como los plátanos, el ajo, las legumbres, la avena y las patatas, entre otros.

Dicho esto, vamos a centrarnos en descubrir cuál es el mejor probiótico y la variedad de beneficios que tiene para la salud:

  • Mejora de la digestión: ayudan a descomponer los alimentos y a absorber nutrientes, lo que puede aliviar problemas digestivos como el síndrome del intestino irritable (SII) y la diarrea.
  • Fortalece el sistema inmunológico: estimulan la producción de anticuerpos y mejoran la respuesta inmunológica del cuerpo.
  • Reduce la inflamación: pueden reducir la inflamación en el intestino, lo que es beneficioso para personas con enfermedades inflamatorias intestinales. En estos casos, llevar una alimentación antiinflamatoria también puede ayudar.
  • Influye en tu salud mental: existe una conexión conocida como el eje intestino-cerebro, y por este motivo, si tu salud digestiva está bien gracias a estos probióticos, pueden influir positivamente en el estado de ánimo y reducir la ansiedad y la depresión.

¿Cuál es el mejor probiótico?, ¿cuál elijo?

Actualmente, hay tanta información en el mercado que es complicado decidir si necesitas suplementación, cuál es el mejor probiótico para ti o si con una alimentación con probióticos naturales, sería suficiente.

Nuestra recomendación inicial es que esto lo consultes con nuestra especialista en nutrición digestiva. En muchas ocasiones, invertimos demasiado dinero comprando determinados productos que no solo pueden no tener efecto, sino que a veces, pueden ser contraproducentes.

Por último y relacionado con esto, no todo el mundo necesita tomar probióticos; ya que se ha visto que tomar probióticos con una microbiota en equilibrio, no es necesario. Mejor ir sobre seguro 😉

De todas maneras, aquí te dejamos algunos aspectos básicos a tener en cuenta y que van a venirte de vicio para entender cuál es el mejor probiótico y cuál se adapta más a tus necesidades:

1. Cepas: no todos los probióticos son iguales. Se diferencian, entre otras cosas, por las cepas. Estas cepas son grupos de microorganismos que pertenecen a la misma especie y que tienen unas características y efectos diferentes en el cuerpo. Estas son algunas de las cepas más populares y la parte del cuerpo en la que pueden generar mayor mejoría:

cuál es el mejor probiótico

2. Cantidad de Unidades Formadoras de Colonias (UFC): la potencia de un probiótico se mide en Unidades Formadoras de Colonias (UFC). Un buen probiótico debe contener al menos 1 billón de UFC por dosis. Sin embargo, algunos pueden requerir más o menos en función de la patología o situación que se esté tratando.

3. Forma de Administración: los probióticos están disponibles en varias formas, incluyendo cápsulas, tabletas, polvos y alimentos fermentados. La elección de la forma depende de tus preferencias personales y de cómo tu cuerpo responde a cada una. Lo ideal es que el probiótico tenga una cápsula o recubrimiento fuerte, para que aguante la acidez del estómago y se vaya liberando poco a poco para que aguanten vivas la mayor parte de las bacterias al llegar al intestino. Eso sí, ten en cuenta que sea como sea la forma en la que el especialista te mande tomarlo, la constancia es clave para su éxito.

4. Calidad: Busca productos que no contengan aditivos innecesarios ni alérgenos. Es preferible gastarte dinero una vez, que muchas y que no mejores porque no es el probiótico indicado. 

5. Caducidad y almacenamiento: los probióticos son organismos vivos y pueden perder su potencia y efectividad con el tiempo. De hecho, en muchos casos se recomienda tener estos probióticos en la nevera para favorecer la durabilidad de estas bacterias vivas. Por eso, revisa siempre la fecha de caducidad y sigue las instrucciones del fabricante para asegurar que los probióticos mantengan su eficacia.

Nuestros probióticos favoritos ordenados por precio

Recuerda que cada probiótico tiene una función y está recomendado para diferentes tipos de patologías intestinales, consulta siempre con un especialista.

NOMBREPRECIOWEBFUNCIÓN
NPRO Multiprobiota17,85€https://npro.es/producto/npro-multiprobiota/ Tratamiento de la disbiosis intestinal, trastornos gastrointestinales como diarrea, estreñimiento y dispepsia, afectación de la microbiota por toma de antibióticos, inmunidad deprimida por baja actividad microbiana, intolerancias alimentarias, dermatitis atópica o en disbiosis vaginal.
Enterelle Plus22€https://nutribiotica.es/shop/bromatech/probioticos/enterelle-plus/ Reequilibra el tránsito intestinal, reduce la flora micótica y mantiene la microbiótica en equilibrio
Lactibiane23,60€https://www.promofarma.com/es/lactibiane-referencia-30capsAyuda a mejorar el confort digestivo y a reducir la hinchazón desde la primera semana. Además, es un buen aliado para limitar los trastornos intestinales.
Biomind50,95€https://avea-life.com/products/biomindMantiene la integridad de la barrera intestinal, facilita la digestión y equilibra la flora intestinal. Sistema duocap que mantiene la vida de las bacterias x4.

Fuentes Naturales de Probióticos

Además de los suplementos, los probióticos se encuentran en varios alimentos que pueden integrarse fácilmente en tus comidas. Estos son los alimentos que contienen probióticos de manera natural:

  • Lácteos: los lácteos enteros y naturales contienen probióticos naturalmente presentes en estos.
  • Frutos secos: promueven la salud digestiva y tienen acción antiinflamatoria.
  • Vinagre de manzana: mejora la digestión, tiene propiedades antimicrobianas y puede ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre.
  • Frutas: ayudan a mantener en equilibrio la flora intestinal.
  • Alimentos fermentados: mejoran la digestión, fortalecen el sistema inmunológico y reducen la inflamación. Ej. kéfir, kombucha o chucrut.
  • Verduras (fermentadas): mejoran la digestión, aumentan la absorción de nutriente y, fortalecen el sistema inmunológico.
  • Pan de masa madre: los encuentras principalmente en panaderías especializadas.
  • Encurtidos (pepinos, zanahorias, etc.): mejoran la digestión, fortalecen el sistema inmunológico y aportan antioxidantes.
Listado de alimentos con probióticos naturales para saber cuál es el mejor probiótico

Conclusiones para elegir el mejor probiótico

No cabe duda de que los probióticos son una herramienta muy útil para mejorar tu salud digestiva. Eso sí, recuerda que cada persona es única y lo que funciona para uno puede no ser lo mejor para otro. Por eso, es importante escuchar a tu cuerpo y buscar la recomendación de un especialista en nutrición digestiva cuando sea necesario.

Si finalmente debes tomar suplementos, recuerda que hay varios aspectos importantes a tener en cuenta: tipo de cepas, cantidad de UFC, la caducidad y la manera de procesarlo y almacenarlo.

De todas maneras, no lo dejes todo en manos de los suplementos. Llevar una dieta rica en probióticos naturales, reducir el estrés, descansar adecuadamente y mantenerte activx, hará que tu microbiota se convierta en una buena amiga que te cuida y apoya en muchas más formas de las que te imaginas.

¡Cuídate con tiempo y sin prisa, las cosas a fuego lento siempre saben y sientan mejor!


Fecha de publicación
28 junio 2024

Compártelo en tus redes 🤭

Otros blogs que te pueden gustar 🤎

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *