Skip to main content

Información sobre consultas

info@obylagom.com

Colaboraciones en redes

business.olgaalejandre@gmail.com

Bajar de peso sin hacer dietas, ¿es posible?

Si has pasado años haciendo dietas sin resultados o incluso cayendo en una mala relación con la comida, seguramente te habrás preguntado si bajar de peso sin hacer dietas es algo factible.

Aunque esta pregunta puede parecer simple de responder, no lo es. Por eso queremos explicar todos los detalles en este blog para que acabes entendiendo todo lo que hay detrás de la pérdida de peso.

Empecemos por lo básico.

¿Cómo se pierde peso?

Lo que siempre nos han dicho sobre cómo se consigue la pérdida de peso es lo siguiente:

lo que comes - lo que quemas = positivo, subida de peso, negativo, bajada de peso

Es decir, la pérdida de peso siempre se ha reducido a una cuestión relacionada con la alimentación y el deporte: “cuanto menos comas y más deporte hagas, más fácil es perder peso”. Sin embargo, no todo es tan sencillo como parece.

Por ejemplo, si sólo fuese una cuestión alimenticia, ¿por qué hay personas que pierden peso por enfermedades a pesar de comer lo mismo? o del mismo modo, ¿por qué hay personas que cogen peso si no han cambiado su alimentación o el deporte que hacen? Te lo explicamos.

El peso

Antes de nada, vamos a indagar en qué es el peso, ya que el peso está compuesto de diferentes elementos. Tu peso viene determinado por:

  • Grasa o tejido adiposo = la cantidad de grasa que tienes en el cuerpo y que a su vez, se divide en:
    • Grasa interna
    • Grasa subcutánea
    • Grasa visceral
  • Masa libre de grasa = todo lo que no es grasa o o tejido adiposo. Aquí encontramos muchos compartimentos, algunos de ellos son:
    • Agua = la cantidad de agua que tienes en el cuerpo y que compone gran parte del mismo
    • Masa muscular = la cantidad de músculo que tienes en el cuerpo
    • Mineral óseo
    • Proteínas
    • Tejido nervioso

El IMC como medida desactualizada

Durante muchos años (e incluso a día de hoy) aún hay muchas ramas que usan el IMC como medida de indicador de salud, sin embargo, vas a ver que no tiene ningún sentido. El IMC se calcula y se mide de la siguiente forma:

Fórmula: peso (kg) / [estatura (m)]2

bajar de peso sin hacer dietas
Tabla sacada de la CDC

Como hemos visto arriba, el peso está compuesto de muchas cosas así que usar el peso y la altura como medida de referencia de salud no tiene sentido ya que no sabemos qué es ese peso.

¿Ese peso está compuesto por más masa grasa o por más masa libre de grasa y entre ellas, por músculo y/o agua? Porque de ser lo segundo, el indicador cambia.

El músculo pesa más que la grasa

Del mismo modo, el músculo pesa más que la grasa pero ocupa menos. Por eso se dice que cuando una persona empieza a entrenar puede subir de peso y eso no tiene por qué ser “malo” sino lo contrario.

Evidentemente, ganar músculo es algo muy positivo y por tanto, vemos que fijarnos en el peso sin indagar más a fondo, NO TIENE SENTIDO. En todo caso, deberíamos hablar de pérdida de grasa y no de bajar de peso, y aun así, nos falta gran parte de la ecuación.

¿Bajar de peso lo es todo?

Ahora que hemos hablado sobre la pérdida de grasa, vamos a ver qué otros factores afectan a nuestra salud física y mental, esto es lo que llamamos como Determinantes de la Salud.

determinantes de la salud y bajar de peso sin hacer dietas

Imagen sacada del pdf en español “Determinants of Health”

Como vemos en la imagen, fijarnos en el peso y en el deporte como único indicador de la salud de la persona es estar quedándonos muy pero que muy cortos.

Los determinantes de la salud se dividen en 5 categorías principales, las cuales se dividen a su vez en macrodeterminantes, microdeterminantes y fuentes, aquí vamos a desgranar algunas de estas categorías:

  • Circunstancias sociales: factores que influyen hasta un 24% en el total de tu salud
  • Comportamiento individual: factores que influyen hasta un 36% en el total de tu salud
    • Patrones de sueño
    • Actividad física
    • Patrones de dieta
    • Uso de drogas
    • Ánimo negativo: estrés, ansiedad, depresión, etc.
    • Aspectos psicológicos: autoeficacia, nivel de satisfacción de vida, etc.
  • Genética y Biología: factores que influyen hasta un 22% en el total de tu salud
    • Estructura corporal
      • Edad
      • Estatura
      • Peso
      • Proporción cintura cadera
    • Genética
    • Función corporal
  • Cuidado médico: factores que influyen hasta un 11% en el total de tu salud
  • Ambiente físico: factores que influyen hasta un 7% en el total de tu salud

El negocio de las dietas

Como vemos, el peso es simplemente un factor dentro de otros 4 factores en la estructura corporal de una persona y es igual de importante que la genética que nos viene dada o la función corporal de nuestro cuerpo (presión arterial, densidad ósea, etc.)

Del mismo modo, la actividad física es un factor dentro de otros 5 factores en el comportamiento individual y es de igual relevancia que la calidad del sueño o el nivel de ánimo.

Entonces, ¿por qué siempre se habla de dietas y deporte para bajar de peso y no hay preocupación por el sueño, los niveles de estrés, la salud mental de la persona, los factores genéticos, las circunstancias sociales o el ambiente al que está expuestx, entre otras muchas cosas? PORQUE VENDE.

Hay que recordar que la industria que promueve las dietas y suplementos, vale más de 80 mil millones de dólares sólo en EEUU. Eso es mucho dinero como para dejarlo escapar y por tanto, siempre siguen saliendo nuevas estrategias y nuevas dietas a las que aferrarse para seguir vendiendo una solución milagrosa que no existe.

¿Por qué las dietas NO funcionan para bajar de peso?

Para explicarlo de forma sencilla: porque no pueden mantenerse a largo plazo. Y seguro que dirás: “yo he visto a gente que sí le han funcionado”, pero la respuesta es que ellos han conseguido hacer de esa dieta un hábito a largo plazo, por sus circunstancias personales o características específicas.

Por ejemplo, ¿a quién le funciona el ayuno intermitente? A personas que quizás nunca han desayunado o han cenado siempre poco, ya sea por sus horarios, su falta de hambre en algunos períodos del día, etc. Porque es fácil de integrar en su día a día y es algo que pueden mantener a largo plazo. Ahora, ¿el ayuno le funciona a todo el mundo? Evidentemente, no.

Por tanto, las dietas como tal, a menos que se conviertan en hábitos alimenticios o cambios en el comportamiento alimentario a largo plazo, no van a ayudarte a bajar de peso y pueden poner en riesgo tu relación con la comida.

Hablamos más de esto y de la importancia de cambiar hábitos a futuro en este post por si te apetece leerlo.

La solución

Aunque no hay una solución única porque la mejor solución depende en gran medida de la persona, ya hemos visto que:

  • ❌ El peso no lo es todo
  • ❌ Las dietas no funcionan
  • ❌ Buscar la pérdida de grasa sin un cambio de hábitos no sirve de nada

Por tanto, a la pregunta inicial de “¿Bajar de peso sin dietas es posible?” respondemos con: “La pregunta está mal formulada”

Un nuevo enfoque

En vez de buscar la pérdida de peso o de grasa, en Obylagom creemos en buscar un bienestar general, tanto a nivel físico como nivel mental y sobre todo, sostenible a largo plazo porque si no: “Hacemos la torta un pan!”, es decir, nada.

Por eso, tenemos un equipo multidisciplinar de psicólogas y nutricionistas especializadas con el que podrás trabajar:

Tu relación con la comida:

  • Sanar tu relación con la comida
  • Aprender a comer sin contar kcal o pesar alimentos
  • Comer de forma consciente
  • Disfrutar de la comida y del placer de cocinar
  • Organizarte las comidas
  • Incorporar variedad a tus platos

Tu estado emocional:

  • Trabajar los niveles de estrés y ansiedad
  • Mejorar tu autoestima
  • Trabajar el autocuidado
  • Aprender a mantener relaciones personales que te hagan bien
  • Gestionar tu descanso y patrones del sueño
  • Aprender a tener una buena relación con el deporte y a incluirlo en tu vida de forma consciente

Empieza a trabajar con nosotras:

Conclusión

Bajar de peso o mejor dicho, bajar de grasa, no debería ser el objetivo sino una consecuencia dentro de un cambio mucho mayor.

El peso es solo un determinante pequeño de la salud, pero hay otros determinantes más importantes a los que no se les presta atención como el estrés que tienes, cómo te hablas o el entorno que te rodea.

En vez de enfocarte en perder peso en la báscula, cambia el chip y enfócate en hábitos que puedes incorporar en tu vida a largo plazo para mejorar tu salud física y mental, ya que eso va a hacer muchísimo más por ti.


Fecha de publicación
15 March 2024

Compártelo en tus redes 🤭

Otros blogs que te pueden gustar 🤎

  • ¿Qué profesional necesitas para sanar un TCA?

  • TCA: Guía Paso a Paso para Tratar los Trastornos Alimenticios

  • 8 Imprescindibles si Buscas un Dietista Online

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *