Skip to main content

Menestra de verduras con carne

Seguro que has escuchado alguna vez eso de “una de cal y otra de arena” o “un mar y montaña”.

Hoy mar y montaña no, pero sí un plato sencillo, súpernutritivo y completo, combinando verdura y carne. ¿Cómo?

Te lo cuento en esta receta.

Tiempo
60 min
Dificultad
Media
Recetas Obylagom

Qué necesitas:

👉🏼  1/2 cebolla.
👉🏼  350 gramos de carne para guisar, en tacos.
👉🏼  500 gramos de menestra de verduras (1 bolsa).
👉🏼  1 pastilla de Starlux.
👉🏼  Vino blanco (también se puede usar agua, pero no coge tan buen sabor).
👉🏼  Aceite de oliva virgen extra.
👉🏼  Sal.

Cómo cocinarlo:

    1. Trocea en cuadraditos la cebolla.
    2. En una olla, calienta un buen chorro de aceite y echa la cebolla.
    3. Deja que se dore y añade la carne. Echa sal al gusto y dale unas vueltas.
    4. Cuando esté cogiendo todo un color dorado, sin que llegue a hacerse la carne, añade un vaso de vino blanco.
    5. Remueve un poquito para que se integre todo
    6. Cierra la olla y pon a temperatura máxima. Deja cocinar 20 minutos desde que sale la válvula. *Si utilizas cacerola normal, te llevará más tiempo.
    7. Pasados los 20 minutos, echa la menestra congelada y añade vino blanco hasta cubrirlo. Y, antes de cerrar, echa la pastilla de Starlux. Esto le da muy buen sabor a los guisos.
    8. Vuelve a cerrar la tapa y deja cocinar otros 10 minutos a fuego medio, esta vez sin esperar a que salga la válvula (no mucho más porque se pasaría la verdura).
    9. Mientras tanto, cuece un par de huevos hasta que queden duros.
    10. En una sartén, tuesta un poco de harina: echa un chorrito de aceite (una cucharada) y, cuando esté caliente, añade una cucharadita de harina. Remuévelo hasta que quede una masa doradita no muy espesa.
    11. Pasados los 10 minutos, abre la olla y echa la harina recién tostada. Remueve mientras sigue a fuego medio y añade los huevos picados en trocitos.
    12. Deja que se enfríe y rectifica el punto de sal.

¡Nada como un buen guiso!

Cuando oímos guiso, muchas veces pensamos en platos mucho más contundentes (como la fabada), y directamente lo asociamos a “comida prohibida”.

Pero nada más lejos de la realidad. Hay muchas variedades de guisos, como este, que además de saciarte te proporcionarán unos niveles de nutrientes muy por encima de otras comidas.

Sígueme en redes o escríbeme a través del formulario de contacto en @obylagom si necesitas ayuda para sanar tu relación con la comida.